Instalar plugin en WordPress

Cómo instalar un plugin WordPress

Lógicamente tengo que empezar por el principio y si te voy a recomendar diferentes cursos de WordPress en ellos tendrás que instalar plugins, ya que es la filosofía de WordPress para funcionar, para cada necesidad tienes un plugin, o casi. Por tanto, en este primer curso de esta serie aprenderás a cómo instalar un plugin en WordPress paso a paso.

¿Qué es un plugin?

Un plugin, dicho un poco a lo bruto, es un pequeño programita (algunos no tan pequeños) que permite agregar en WordPress una determinada funcionalidad.

Como te decía en la introducción de este curso de WordPress, para cada necesidad encontrarás un plugin que la cubra, algunos son de pago y la gran mayoría son gratuitos. Por tanto, podríamos decir que WordPress y sus plugins hacen el diseño web más accesible, sin tener que programar, aunque no te voy a engañar, en ocasiones deberás tocar algo de código para adaptar tu WordPress a lo que realmente quieres, o incluso a programar tus propios plugins, pero eso ya es otro tema y me estoy liando.

¿Cómo añadir un plugin en WordPress?

Una vez aclarado el concepto de plugin en WordPress, nos adentramos un poco más en este mundo para ver el proceso completo de la instalación de un plugin en WordPress, concretamente te voy a enseñar tres maneras diferentes para añadir un plugin a WordPress.

Instalar plugin en WordPress usando el buscador

Este primer método es sin duda el más conocido y el más utilizado, para ello debes acceder a tu panel de WordPress y dirigirte a menú de Plugins.

Como verás te muestra los plugins instalados, tanto los activos como los que no lo están. Pero lo que realmente nos interesa está justo arriba, el botoncito de “Añadir nuevo”, el cual te dirige al mismo lugar que la opción del menú de Plugins-> Añadir nuevo.

El destino es una página que sirve a modo de buscador de plugins, algo realmente sencillo e intuitivo una vez que sabes llegar hasta aquí. En el buscador tienes que introducir el nombre del plugin o el concepto de la funcionalidad que desees buscar.

Una vez cargan los resultados, tienes que hacer clic en “Instalar” para añadir el plugin deseado y posteriormente pinchar en “Activar”.

De vuelta a la página de plugins de WordPress podrás observar que el plugin ya aparece en el listado, e incluso desde aquí puedes activar si te saltaste ese paso, desactivar si estás buscando el origen de un problema o eliminar si quieres prescindir de la funcionalidad de un plugin concreto porque ya no la utilices.

Subir un plugin a WordPress

Este proceso es diferente al anterior, pero también te sirve para instalar un plugin en WordPress. Para ello dirígete al repositorio oficial de plugins de WordPress. Como verás es una especie de Marketplace de plugins, en este caso todos ellos son gratuitos, por lo que simplemente tienes que elegir el plugin que mejor se ajuste a lo que estás buscando para tu web.

Una vez encuentras el plugin, pincha en “Descargar” y guárdalo en tu equipo. Tras descargarlo, obtendrás un archivo comprimido en formato .zip que es el necesario para subirlo a WordPress.

El siguiente paso es subir el plugin a tu WordPress, para ello dirígete al menú Plugin-> Instalar nuevo, y posteriormente clica en el botón de “Subir plugin”.

Se abrirá un cuadro en el que debes indicar la ruta de tu equipo en el que has guardado el plugin para poder seleccionarlo y subirlo (tal cual está, sin descomprimir ni nada).

Una vez seleccionado y subido tienes que pinchar en “Instalar ahora” y a partir de aquí el proceso es igual que con el método anterior. Una vez instalado, lo activas y listo.

Cómo instalar un plugin WordPress por FTP

Aquí te complico un poco más la cosa, pero es un método que en alguna circunstancia te puede venir bien conocer. Para ello tienes que disponer de algunas cosillas por parte de tu hosting o alojamiento web, como el acceso FTP o SFTP con su correspondiente usuario y contraseña para que puedas acceder y listar todos los archivos y carpetas.

Nota: Para el acceso FTP puedes utilizar tu navegador favorito accediendo a tu cuenta del hosting, pero lo más común es utilizar programas como Filezilla o Cyberduck.

Una vez conectado por FTP, tienes que acceder al directorio “wp-content” y después a “plugins”. En este directorio dispondrás de varias carpetas, cada una corresponde a un plugin instalado y es aquí donde tienes que subir el plugin que quieras instalar. Para ello, en tu equipo ahora si debes descomprimir el plugin descargado previamente del repositorio de WordPress tal y como te enseñé en el método anterior. Con el plugin descomprimido, lo arrastras o lo seleccionas al directorio con todas las carpetas de los plugins. Cuando finalice el proceso de subir todos los archivos del plugin vuelve a tu WordPress para en el menú de plugins activarlo, ya que en este proceso lo que has hecho es instalar un plugin en WordPress y para poderlo utilizar como en los métodos anteriores queda por realizar este paso de “activar”.

Resumen

Instalar un plugin en WordPress es realmente sencillo y con estos tres métodos no cabe duda de que ningún plugin se te resistirá.

Quiero puntualizarte que los plugins ralentizan el funcionamiento de WordPress, llegando incluso a saturarlo si la cantidad es elevada. Por tanto, instala los plugins que necesitas y que vayas a usar. Igualmente, los plugins instalados también consumen recursos, por lo que si no lo utilizas alguno lo mejor es desinstálarlo.

Salu2!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Scroll al inicio